miércoles, octubre 30, 2013

Más de 150 años de prensa tunera



La fidelidad de la prensa tunera a los principios postulados por la única Revolución Cubana, la proclamada por Carlos Manuel de Céspedes el 10 de octubre de 1868, tiene sus  raíces en el primer periódico de esta bicentenaria ciudad, el semanario El Hórmigo, fundado por Manuel Nápoles Fajardo hace 154 años, el 6 de noviembre de 1859, acontecimiento paralelo con el estreno de la imprenta en la comarca.
Aquel pionero del periodismo en este territorio, pese a estar marcado por las restricciones propìas de una colonia sometida a los designios de su metrópolis, reflejó los acontecimientos culturales, económicos y las penurias de la mayoría por los pocos empleos que generaban la producción agrícola y especialmente la ganadería, el renglón más importante de sus extensas llanuras.
Lamentablemente solo se ha podido conocer un solo ejemplar de El Hórmigo, aunque los investigadores llegaron al consenso de que la publicación se mantuvo con salida semanal hasta poco después de estallar la llamada Guerra Grande o de Los 10 años y no resurgió al término de la contienda luego del oneroso Pacto del Zanjón y la viril Protesta de Baraguá encabezada por el Titán de Bronce, Antonio Maceo.
No obstante, de aquella semilla nació un continuador de la prensa local. En las máquinas impresoras del taller El Iris, propiedad del criollo Don Juan Aguilar Cordero se dio vida al semanario El Novel, hecho ocurrido el domingo 2 de enero de 1887 y que significó un impulso notable en la vida social de la villa.
El Novel trascendió porque, ademas de las informaciones oficiales emitidas por las autoridades coloniales y las emanadas del quehacer general de la población y los anuncios comerciales, reflejó de manera sustancial el movimiento cultural, incluídas las obras poéticas, características de la zona. Los problemas de índole económica, sin embargo, provocaron su desaparición el 10 de julio del propio año 1887, tras la edición de 27  números.
La frustración que sufrió el pueblo cubano por la intervención grosera de Estados Unidos, país que escamoteó la victoria del Ejército Libertador sobre España, no apagó las ansias de independencia y los tuneros, de probado patriotismo, también buscaron la forma de informar sobre todas sus actividades y hacer realidad el derecho a manifestarse sobre la gestión de las nuevas autoridades que, supuestamente, representaban sus intereses.
La aspiración pudo concretarse y la semilla de El Hórmigo germinó por la disposición del joven aficionado al periodismo, Rafael Zayas González, quien bajo el seudónimo de Cabaniguán, en 1904 comenzó a situar, en las vidrieras de los establecimientos comerciales, hojas de papel manuscritas con las informaciones del quehacer de los tuneros. Aquel singular periódico fue bautizado por su autor como El Hórmigo (segunda era)
Fue entonces que, cinco años después, Rafael Zayas González, catalogado como el Padre del Periodismo en Las Tunas, puso todo su esfuerzo y capital personal, para darle continuidad a la tradición local con la fundación de El Eco de Tunas el 3 de noviembre de 1909, a medio siglo de nacido El Hórmigo.
La flamante publicación, convertida en orgullo no solo de la ciudad, sino de la comarca, se editaba dos veces a la semana con ocho páginas de tamaño estándar y se mantuvo al servicio de las mejores causas hasta el 31 de diciembre de 1962, cuando de manera espontánea entregó sus talleres a las autoridades revolucionarias.
Todos los que hemos hurgado en los archivos de la más representativa  de las publicaciones tuneras en los años de frustración republicana, sabemos la claridad y valentía de los temas medulares de la sociedad, abordados por Rafael Zayas o algunos de sus colaboradores, como Gilberto E. Rodríguez, en medio de las limitaciones impuestas por los más recalcitrantes gobernantes de la época.
Decenas de otros periódicos tuvo la entonces Victoria de Las Tunas desde 1909 hasta el triunfo de la Revolución y todos, en mayor o menor medida, fueron capaces de reflejar el quehacer de una comunidad patriótica y laboriosa, amante de la libertad y de la justicia, pese a que sus necesidades de financiamiento obligaban a muchos anuncios comerciales, la crónica social y las campañas electoreras.
La tradición periodística dio vida a la prensa revolucionaria que, a pesar de la efímera aparición de un par de publicaciones creadas por jóvenes aficionados a esta profesión, surgió oficialmente el 17 de mayo de 1963, con la edición príncipe del semanario El Trabajador, único que se conozca en la historia del país, realizado por informadores voluntarios, incluido su director, a la sazón secretario de la Comisión de Orientación Revolucionaria del Partido en Victoria de Las Tunas, Rosano Zamora Padín,  sin la presencia de un  solo profesional.
Poco a poco y como parte del programa de superación de los trabajadores del sector, impulsado por la dirección política del país a través de la Unión de Periodistas, en Las Tunas, como en todo el país, surgieron  los egresados de la carrera de Periodismo, creada en las universidades de La Habana y de Oriente. Los nuevos encargados de defender la primera trinchera en la Batalla de Ideas, ya estaban listos y, sobre todo, convencidos de que el aprendizaje sigue, te exige todos los días y, que nadie lo dude, termina solo con la muerte.
En las nuevas condiciones, los periodistas tuneros les dimos vida a todas las publicaciones semanales que siguieron a El Trabajador hasta la fundación  del prime diario en la historia de esta comarca, el 26, nacido el 26 de julio de 1978 que, por los avatares del Período Especial, se transformó hasta hoy en semanario, hermano gemelo del cotidiano digital de similar nombre y que esparce la verdad de Cuba por todo el mundo a través de la red de redes.
Los frutos del árbol sembrado por Manuel Nápoles Fajardo, el hermano de El Cucalambé, son mejores en cada cosecha, pese a la distancia temporal de 154 años. Son tan fuertes sus raíces que propician los éxitos reconocidos de la comunidad periodística tunera, fiel exponente de la prensa que intentamos  mejorar en los tiempos de cambio que la contemporaneidad exige, pero siempre con el objetivo de perfeccionar nuestro socialismo.

martes, octubre 22, 2013

Italia y Las Tunas otra vez en solidaridad con Los Cinco



Por Graciela Guerrero Garay
El onceno mes del presente año se estrenará en esta oriental provincia de Las Tunas con un nuevo gesto solidario hacia Cuba y los Cinco, el cual se consolidará cuando un grupo de amigos del Círculo de Brugherio, de la región de Lombardía, cumpla aquí un variado programa de actividades en diferentes esferas del desarrollo socio-cultural de la localidad.
Los italianos serán recibidos en la Delegación provincial del Instituto de Amistad con los Pueblos (ICAP) el 4 de noviembre, día en que visitarán la Galería Taller de Esculturas Rita Longa, conocerán pormenores del Proyecto Cultural Comunitario  El Callejón de la Ceiba y participarán en el Coloquio 5 por los Cinco, un espacio que cada vez crece con las voces que se suman y profundizan en los hechos relacionados con el injusto encarcelamiento de los antiterroristas Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Gerardo Hernández y Fernando González.
La Casa del Joven Creador, enclavada en el centro histórico de esta urbe capitalina del oriente cubano, es la sede central del Coloquio, previsto para la jornada del martes en aras de la tradición de que el quinto día de cada mes se dedique un espacio, con diferentes organismos y organizaciones invitados por el ICAP, a dialogar sobre sus vidas y las violaciones jurídicas cometidas en los Estados Unidos contra los compatriotas, a la vez que se reclama el justo regreso a la Patria.
Durante su periplo por Las Tunas, de donde partirán hacia otras regiones de la Isla, el grupo de Brugherio recorrerá las áreas del Jardín Botánico, en el que sembrarán cinco árboles en honor a los Héroes cubanos y se le sumarán los integrantes del Grupo de la Isla del Príncipe Eduardo, de Canadá, que también realizará en la provincia un conjunto de tareas solidarias y de acercamiento a la realidad local y nacional.
No faltará tampoco en esta oportunidad la colocación de una ofrenda floral en el sitial que perpetúa la memoria del joven italiano Giovanni Ardizzone, en la universidad de ciencias médicas Zoilo Marinello, de esta ciudad, así como un intercambio de ideas y conocimientos con los estudiantes y trabajadores de ese centro docente.
La inauguración y participación de la V Copa de Fútbol Fabio Di Celmo está incluida en el programa, así como periplos por la Escuela Vocacional de Arte El Cucalambé, la casa de cultura Tomasa Varona y zonas cederistas, para compartir con el pueblo vivencias, nexos de amistad y tradiciones que unen a Cuba e Italia y fortalecen el hermanamiento entre Lombardía y Las Tunas.

Adiós a mi viejita adorada



Una vez más y así será eternamente, los seres humanos nos negamos a aceptar que la vida es un espacio limitado en el tiempo y que la muerte es un hecho inexorable: A las 11:00 de la mañana de hoy di el adiós postrero a mi viejita adorada, Fe Cruz Utra, que falleció ayer a la edad de 90 años tras una larga enfermedad.
Hija mayor del matrimonio de Francisco Cruz Utra y Petronila Utra Moreno, desde bien pequeña debió enfrentar una vida plagada de privaciones y supo, niña aún, de trabajos tan agobiantes como hacer carbón, hasta realizar todos los quehaceres de varias residencias de familias acaudaladas por míseros centavos, además de soportar humillaciones. Solo así podía mitigar en algo las enormes carencias del hogar.
Su estirpe de mujer íntegra recibió, sin embargo, lo que ella consideró un premio, un privilegio, encontrar a un hombre bueno, trabajador, ejemplo de ser humano, Juan Batista, mi padre, quien fuera su único amor, el compañero de toda su vida y junto a quien formó una familia que goza del prestigio y el respeto de una comunidad entera.
Desde el 23 de septiembre de 1941, fecha en que unieron sus vidas para la eternidad, mis padres crearon un hogar muy humilde, pero muy respetable, concibieron seis hijos, cinco varones y una hembra, a quienes inculcaron los mejores valores que necesita un ser humano para ganarse el cariño y la consideración de todos quienes los han conocido, formales, educados, solidarios, amantes de sus familiares y defensores a ultranza de la justicia.
Mi padre fue ejemplo de trabajador en la compañía de Ferrocarriles Consolidados de Cuba, con un salario decoroso, pero como la familia de ambos era larga y plagada de necesidades, mi vieja lo ayudaba al sustento de todos como lavandera y, gracias a ese esfuerzo, su contribución a la economía hogareña fue vital para garantizar la alimentación diaria y cubrir los complementos mínimos de una existencia austera.
Mi viejita fue un horcón poderoso en el sosten de toda la familia. Nuestra casa, la suya, era el oasis en el desierto de privaciones en que se debatieron, hasta el primero de enero de 1959, sus 20 hermanos y una buena parte de otros parientes cercanos, vecinos y amigos. De pie frente a una batea o ante una tabla cercana al fogón de carbón donde calentaba las planchas de hierro, hasta la madrugada del siguiente día, logró costear las clases para que yo, su primogénito, alcanzara  el título de Mecanógrafo, pese a mi quinto grado y solo 14 años de edad.
Identificada plenamente con los ideales de mi padre, lo secundó en las luchas sociales y ambos terminaron involucrados en la cruzada de vergüenza contra dinero del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo) liderado por el inolvidable Eduardo Chibás y en el apoyo incondicional a la última etapa por la liberación definitiva de Cuba, concretada por el Movimiento 26 de Julio, cuyo ejército guerrillero barrió a la tiranía de Fulgencio Batista con todo y el sostén del imperialismo yanqui.
Mi madre fue una de las más activas participantes del movimiento feminista en Las Tunas y estuvo entre las fundadoras del Frente Cívico de Mujeres Martianas que enfrentó firmemente los abusos de la dictadura y después del triunfo revolucionario se le vio trabajando sin descanso en la organización y creación de la Federación de Mujeres Cubanas y los Comités de Defensa de la Revolución, junto a mi única hermana, Blanca.
Orgullosos de un padre y una madre, paradigmas en el comportamiento ante la vida, los seis hermanos seguimos sus ejemplos y hemos formado familias que, jamás, se han apartado del camino correcto, del quehacer digno ante la vida y la sociedad. El fruto del esfuerzo de aquel modelo de matrimonio es tan positivo que tiene el más absoluto reconocimiento de su pueblo.
Por eso me asiste el consuelo de que cuidamos a mami con amor y celo infinitos, al extremo de que, pese a padecer de una terrible enfermedad como la diabetes durante más de cinco décadas, vivió 90 años. Y como expresara mi hermano menor, Amado Batista Cruz, en las palabras de despedida, será eternamente querida y recordada y, para apoyar ese absoluto convencimiento, apeló a un clásico e irrefutable concepto martiano: La muerte no es cierta cuando se ha cumplido bien la obra de la vida. 

miércoles, octubre 16, 2013

Serie 53 del béisbol cubano: Puewde Las Tunas dar la batalla



La nómina de 32 peloteros que representará a Las Tunas en la muy cercana Serie 53 del béisbol cubano, fue dada a conocer este miércoles en reunión celebrada en la sala polivalente Leonardo McKenzie Grant, de esta ciudad, presidida por los integrantes de la Comisión Nacional Ibrahim Averhoff y Luis Daniel del Risco, con la presencia de representantes de las máximas autoridades del Partido Comunista, el Gobierno y el Deporte, en el territorio.
La selección local, de 24,04 años de edad promedio, sometida a una considerable renovación y que se caracteriza por la combinación de jóvenes valores, con jugadores de entre tres y cinco temporadas y el aporte fundamental de figuras de  experiencia como Dánel Castro, Yosvani y Yordanis Alarcón, Yoelkis Cruz y Ubisney Bermúdez, parece lista para dar una épica batalla por clasificar a la segunda y decisiva etapa del clásico invernal doméstico.
Por razones que no están todavía del todo claras, en las que se mencionan problemas de lesiones crónicas o indisciplinas que hicieron daño, el equipo que esta vez conducirá el licenciado Ángel Sosa Argüelles, timonel en las series de la 42 a la 44, no contará con puntales de contiendas anteriores como el inicialista y cuarto bate, Joan Carlos Pedroso y el jardinero Yordanis Scull, quienes para muchos, entre ellos yo, no tienen sustituto a la vista.
A pesar de lo apuntado, en la mayoría se aprecia optimismo, especialmente por el talento potencial de peloteros noveles que han venido mostrando gran capacidad para brillar en los torneos cubanos del máximo nivel, tras reportar resultados importantes desde las categorías inferiores, incluso de integrantes de las selecciones nacionales presentes en eventos regionales, continentales y mundiales.
La relación de atletas incluye a los receptores Yosvani Alarcón Tardío, Rafael Viñales Álvarez y Oberto Coca Peña y los jugadores de cuadro, Dánel Castro Muñagorry, Yordanis Alarcón Tardío, Dainier Rodríguez Gutiérrez, Ernesto F. Lalana González, Roberto S. Baldoquín Martínez, Jean Rodríguez Sardiñas, Yordan Álvarez Cadogan (N), Elisnégar Sánchez Martínez y Liusbanis Falcón Rodríguez (N)
Defenderán los jardines, Andrés Quiala Herrera, Jorge A. Johnson Dixon, Yunieski Larduet Domínguez, Eddy J. Martínez Oliva (N), Jorge González Fonseca, Roberto Arregoitía Guerra y Jorge F. Urrutia Rodríguez (N)
El cuerpo de lanzadores está integrado por los derechos Yoelkis Cruz Rondón, Ubisney Bermúdez Martínez, Carlos J. Viera Álvarez, Erick Sánchez Segura, Ángel R. Cabrera Leonardo, Yadier Hechavarría González (N), Leosbanis Ramírez Jerez, Yosbel Alarcón Tardío y Alejandro Meneses Abelleira, además de los zurdos Yudiel Rodríguez León, Darién Núñez Arias, José A. Moreno Osorio y Javier Rivera Escobar.
En el colectivo técnico, Ángel Sosa estará acompañado de los auxiliares Héctor Tamayo Dueñas y Abeisy Pantoja Díaz, los entrenadores, Ermidelio Urrutia Quiroga, de bateo y Rodolfo Correa Lobaina, de pitcheo; el preparador físico Edecio Pérez Guerra, el médico José A. Urrutia Terán, el sicólogo Daniúbal Díaz Chacón, el fisioterapeuta, Ruperto Morales Blanco, el cargabates Húbert Brito Machado y el delegado Heriberto Damián Cruz Rivero.
Los representantes de la Comisión Nacional de Béisbol dejaron claro todo lo relacionado con la aplicación rigurosa de lo que está reglamentado, especialmente en cuanto a la disciplina dentro y fuera del terreno, además de explicar lo referente al pago de los protagonistas del mayor espectáculo del país y las correspondientes sanciones económicas por violaciones de lo establecido.
Luis Daniel del Risco, jefe del departamento de Reglas y Arbitraje se refirió a la exigencia que tendrán los árbitros en el cumplimiento de su tarea dentro del terreno de juego y quienes no sean capaces de imponer su autoridad cuando atletas o directivos incumplan con lo reglamentado, serán separados por el tiempo que se considere en base a la gravedad de la falta probada. Y reiteró que se continuará un chequeo minucioso para que se respete la única zona de strike de la pelota, la que está reconocida hace más de un siglo.
Vladimir Amat Moro, integrante del Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido Comunista, felicitó a los rectores del béisbol tunero por el trabajo realizado en la preparación del equipo y preciso que ahora su responsabilidad es lograr la clasificación para la etapa decisiva de la Serie, como respuesta lógica a las aspiraciones de este pueblo que trabaja por el futuro y que lo apoya de manera entusiasta en cada juego.

Serie 53 del béisbol cubano: Puewde Las Tunas dar la batalla



La nómina de 32 peloteros que representará a Las Tunas en la muy cercana Serie 53 del béisbol cubano, fue dada a conocer este miércoles en reunión celebrada en la sala polivalente Leonardo McKenzie Grant, de esta ciudad, presidida por los integrantes de la Comisión Nacional Ibrahim Averhoff y Luis Daniel del Risco, con la presencia de representantes de las máximas autoridades del Partido Comunista, el Gobierno y el Deporte, en el territorio.
La selección local, de 24,04 años de edad promedio, sometida a una considerable renovación y que se caracteriza por la combinación de jóvenes valores, con jugadores de entre tres y cinco temporadas y el aporte fundamental de figuras de  experiencia como Dánel Castro, Yosvani y Yordanis Alarcón, Yoelkis Cruz y Ubisney Bermúdez, parece lista para dar una épica batalla por clasificar a la segunda y decisiva etapa del clásico invernal doméstico.
Por razones que no están todavía del todo claras, en las que se mencionan problemas de lesiones crónicas o indisciplinas que hicieron daño, el equipo que esta vez conducirá el licenciado Ángel Sosa Argüelles, timonel en las series de la 42 a la 44, no contará con puntales de contiendas anteriores como el inicialista y cuarto bate, Joan Carlos Pedroso y el jardinero Yordanis Scull, quienes para muchos, entre ellos yo, no tienen sustituto a la vista.
A pesar de lo apuntado, en la mayoría se aprecia optimismo, especialmente por el talento potencial de peloteros noveles que han venido mostrando gran capacidad para brillar en los torneos cubanos del máximo nivel, tras reportar resultados importantes desde las categorías inferiores, incluso de integrantes de las selecciones nacionales presentes en eventos regionales, continentales y mundiales.
La relación de atletas incluye a los receptores Yosvani Alarcón Tardío, Rafael Viñales Álvarez y Oberto Coca Peña y los jugadores de cuadro, Dánel Castro Muñagorry, Yordanis Alarcón Tardío, Dainier Rodríguez Gutiérrez, Ernesto F. Lalana González, Roberto S. Baldoquín Martínez, Jean Rodríguez Sardiñas, Yordan Álvarez Cadogan (N), Elisnégar Sánchez Martínez y Liusbanis Falcón Rodríguez (N)
Defenderán los jardines, Andrés Quiala Herrera, Jorge A. Johnson Dixon, Yunieski Larduet Domínguez, Eddy J. Martínez Oliva (N), Jorge González Fonseca, Roberto Arregoitía Guerra y Jorge F. Urrutia Rodríguez (N)
El cuerpo de lanzadores está integrado por los derechos Yoelkis Cruz Rondón, Ubisney Bermúdez Martínez, Carlos J. Viera Álvarez, Erick Sánchez Segura, Ángel R. Cabrera Leonardo, Yadier Hechavarría González (N), Leosbanis Ramírez Jerez, Yosbel Alarcón Tardío y Alejandro Meneses Abelleira, además de los zurdos Yudiel Rodríguez León, Darién Núñez Arias, José A. Moreno Osorio y Javier Rivera Escobar.
En el colectivo técnico, Ángel Sosa estará acompañado de los auxiliares Héctor Tamayo Dueñas y Abeisy Pantoja Díaz, los entrenadores, Ermidelio Urrutia Quiroga, de bateo y Rodolfo Correa Lobaina, de pitcheo; el preparador físico Edecio Pérez Guerra, el médico José A. Urrutia Terán, el sicólogo Daniúbal Díaz Chacón, el fisioterapeuta, Ruperto Morales Blanco, el cargabates Húbert Brito Machado y el delegado Heriberto Damián Cruz Rivero.
Los representantes de la Comisión Nacional de Béisbol dejaron claro todo lo relacionado con la aplicación rigurosa de lo que está reglamentado, especialmente en cuanto a la disciplina dentro y fuera del terreno, además de explicar lo referente al pago de los protagonistas del mayor espectáculo del país y las correspondientes sanciones económicas por violaciones de lo establecido.
Luis Daniel del Risco, jefe del departamento de Reglas y Arbitraje se refirió a la exigencia que tendrán los árbitros en el cumplimiento de su tarea dentro del terreno de juego y quienes no sean capaces de imponer su autoridad cuando atletas o directivos incumplan con lo reglamentado, serán separados por el tiempo que se considere en base a la gravedad de la falta probada. Y reiteró que se continuará un chequeo minucioso para que se respete la única zona de strike de la pelota, la que está reconocida hace más de un siglo.
Vladimir Amat Moro, integrante del Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido Comunista, felicitó a los rectores del béisbol tunero por el trabajo realizado en la preparación del equipo y preciso que ahora su responsabilidad es lograr la clasificación para la etapa decisiva de la Serie, como respuesta lógica a las aspiraciones de este pueblo que trabaja por el futuro y que lo apoya de manera entusiasta en cada juego.

Serie 53 del béisbol cubano: Puewde Las Tunas dar la batalla



La nómina de 32 peloteros que representará a Las Tunas en la muy cercana Serie 53 del béisbol cubano, fue dada a conocer este miércoles en reunión celebrada en la sala polivalente Leonardo McKenzie Grant, de esta ciudad, presidida por los integrantes de la Comisión Nacional Ibrahim Averhoff y Luis Daniel del Risco, con la presencia de representantes de las máximas autoridades del Partido Comunista, el Gobierno y el Deporte, en el territorio.
La selección local, de 24,04 años de edad promedio, sometida a una considerable renovación y que se caracteriza por la combinación de jóvenes valores, con jugadores de entre tres y cinco temporadas y el aporte fundamental de figuras de  experiencia como Dánel Castro, Yosvani y Yordanis Alarcón, Yoelkis Cruz y Ubisney Bermúdez, parece lista para dar una épica batalla por clasificar a la segunda y decisiva etapa del clásico invernal doméstico.
Por razones que no están todavía del todo claras, en las que se mencionan problemas de lesiones crónicas o indisciplinas que hicieron daño, el equipo que esta vez conducirá el licenciado Ángel Sosa Argüelles, timonel en las series de la 42 a la 44, no contará con puntales de contiendas anteriores como el inicialista y cuarto bate, Joan Carlos Pedroso y el jardinero Yordanis Scull, quienes para muchos, entre ellos yo, no tienen sustituto a la vista.
A pesar de lo apuntado, en la mayoría se aprecia optimismo, especialmente por el talento potencial de peloteros noveles que han venido mostrando gran capacidad para brillar en los torneos cubanos del máximo nivel, tras reportar resultados importantes desde las categorías inferiores, incluso de integrantes de las selecciones nacionales presentes en eventos regionales, continentales y mundiales.
La relación de atletas incluye a los receptores Yosvani Alarcón Tardío, Rafael Viñales Álvarez y Oberto Coca Peña y los jugadores de cuadro, Dánel Castro Muñagorry, Yordanis Alarcón Tardío, Dainier Rodríguez Gutiérrez, Ernesto F. Lalana González, Roberto S. Baldoquín Martínez, Jean Rodríguez Sardiñas, Yordan Álvarez Cadogan (N), Elisnégar Sánchez Martínez y Liusbanis Falcón Rodríguez (N)
Defenderán los jardines, Andrés Quiala Herrera, Jorge A. Johnson Dixon, Yunieski Larduet Domínguez, Eddy J. Martínez Oliva (N), Jorge González Fonseca, Roberto Arregoitía Guerra y Jorge F. Urrutia Rodríguez (N)
El cuerpo de lanzadores está integrado por los derechos Yoelkis Cruz Rondón, Ubisney Bermúdez Martínez, Carlos J. Viera Álvarez, Erick Sánchez Segura, Ángel R. Cabrera Leonardo, Yadier Hechavarría González (N), Leosbanis Ramírez Jerez, Yosbel Alarcón Tardío y Alejandro Meneses Abelleira, además de los zurdos Yudiel Rodríguez León, Darién Núñez Arias, José A. Moreno Osorio y Javier Rivera Escobar.
En el colectivo técnico, Ángel Sosa estará acompañado de los auxiliares Héctor Tamayo Dueñas y Abeisy Pantoja Díaz, los entrenadores, Ermidelio Urrutia Quiroga, de bateo y Rodolfo Correa Lobaina, de pitcheo; el preparador físico Edecio Pérez Guerra, el médico José A. Urrutia Terán, el sicólogo Daniúbal Díaz Chacón, el fisioterapeuta, Ruperto Morales Blanco, el cargabates Húbert Brito Machado y el delegado Heriberto Damián Cruz Rivero.
Los representantes de la Comisión Nacional de Béisbol dejaron claro todo lo relacionado con la aplicación rigurosa de lo que está reglamentado, especialmente en cuanto a la disciplina dentro y fuera del terreno, además de explicar lo referente al pago de los protagonistas del mayor espectáculo del país y las correspondientes sanciones económicas por violaciones de lo establecido.
Luis Daniel del Risco, jefe del departamento de Reglas y Arbitraje se refirió a la exigencia que tendrán los árbitros en el cumplimiento de su tarea dentro del terreno de juego y quienes no sean capaces de imponer su autoridad cuando atletas o directivos incumplan con lo reglamentado, serán separados por el tiempo que se considere en base a la gravedad de la falta probada. Y reiteró que se continuará un chequeo minucioso para que se respete la única zona de strike de la pelota, la que está reconocida hace más de un siglo.
Vladimir Amat Moro, integrante del Buró Ejecutivo del Comité Provincial del Partido Comunista, felicitó a los rectores del béisbol tunero por el trabajo realizado en la preparación del equipo y preciso que ahora su responsabilidad es lograr la clasificación para la etapa decisiva de la Serie, como respuesta lógica a las aspiraciones de este pueblo que trabaja por el futuro y que lo apoya de manera entusiasta en cada juego.

martes, octubre 15, 2013

Veteranos rusos reclaman solidaridad con antiterroristas cubanos



Moscú.- La filial moscovita de la Asociación de Veteranos rusos de la Crisis de Octubre de 1962 instó hoy a excombatientes estadounidenses a exigir la liberación de cuatro antiterroristas cubanos injustamente condenados en ese país.
En un mensaje dirigido a William Zain, comandante principal de la organización Veteranos de Guerras Extranjeras de Estados Unidos, los internacionalistas rusos exigen la excarcelación de Ramón Labañino, Fernando González, Gerardo Hernández y Antonio Guerrero.
Indica el texto que estos antiterroristas fueron detenidos hace ya 15 años por monitorear a grupos que planeaban acciones violentas contra su país, organizadas en Estados Unidos.
Aclara que René González ya está en Cuba luego de 13 años de cárcel, otro período más de libertad supervisada y renunciar a la ciudadanía estadounidense, requisito exigido por la jueza a cargo del caso.
El mensaje recuerda que los Cinco -como se les conoce en todo el mundo- alertaron sobre diversos planes de sabotajes y atentados, lo cual benefició incluso a Estados Unidos, cuyas autoridades se proclaman adalides en la lucha contra el terrorismo.
Contradictoriamente, agrega el escrito entregado a Prensa Latina, un tribunal de Miami condenó a estos verdaderos héroes a sentencias absurdas de privación de libertad, desde 15 años hasta doble cadena perpetua más 15 años.
Advierten los veteranos moscovitas que el caso se complica porque los gobernantes norteamericanos ejercen presión para silenciar en los medios todo lo relacionado con este caso al igual que otros asuntos relacionados con Cuba como el bloqueo económico, comercial y financiero.
De manera contrastante, subrayan, en Estados Unidos gozan de plena libertad y reciben amparo gubernamental conocidos criminales como Luis Posada Carriles, responsable principal de la voladura el 6 de octubre de 1976 de un avión comercial cubano con 73 pasajeros a bordo.
Los combatientes moscovitas movilizados hacia Cuba en 1962 cuando parecía inminente una invasión militar de Estados Unidos, destacan que su reclamo cuenta con el respaldo de colegas de otras regiones de la Federación.
Son ellos miembros de organizaciones de veteranos de la provincia de Moscú, Risia; Arjanguelsk, Bryansk; Vladimir, Volgogrado; Voronezh, Ekaterinburg; Irkutsk, Kazán; Kaliningrado, Mordova; Nizhegorod, Penza, Rostov, Ryazán, Samara, Sarátov, San Petersburgo, Smolensk, Jakasia y Yaroslavl.
En el documento rubricado por el general mayor Mijail Makaruk, jefe de la filial moscovita, y el secretario, Guiorgui Petrov, se hace constar que una copia fue enviada también al embajador de Estados Unidos en Rusia, Michael McFaul.
(Tomado de la edición digital del semanario 26, Las Tunas, Cuba)

Califican de vergüenza encarcelamiento de antiterroristas cubanos




La Habana- El historiador y analista estadounidense James Cockcroft consideró una vergüenza para el sistema legal de su país que aún permanezcan en prisión cuatro de cinco antiterroristas cubanos, arrestados el 12 de septiembre de 1998 en Miami.
En declaraciones exclusivas a Prensa Latina vía correo electrónico, Cockcroft abogó por la libertad incondicional, ahora, para Gerardo Hernández, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González (René González fue excarcelado en 2011 tras cumplir su sanción), porque "15 años en cautiverio es una vergüenza; 15 años, basta".
Al referirse a las revelaciones sobre 44 periodistas de
Miami, pagados en secreto por el gobierno para escribir en contra de los Cinco, recordó que ya una corte federal demandó al Departamento de Estado que debe divulgar los materiales en su posesión sobre este tema.
Sin embargo -puntualizó-, "los Cinco no serán liberados por procesos legales porque son presos políticos, solamente la presión de la opinión pública en Estados Unidos y el resto del mundo, cada vez mayor, logrará el regreso de Fernando, Gerardo, Ramón y Tony a Cuba".
En términos de las leyes y la Constitución estadounidenses, el
Habeas Corpus que se está pidiendo podría ser una manera de sacarlos de la cárcel inmediatamente, pero el sistema judicial no lo hará sin una inmensa presión pública o un acto del presidente Barack Obama, advirtió Cockcroft.
Integrante del Comité Internacional por la Libertad de los Cinco y la Table de Concertation de Solidarité Québec-Cuba, Cockcroft insistió además en que el mandatario demócrata debe usar las prerrogativas que le confiere la Constitución y, por razones humanitarias, "los libere y los devuelva a Cuba sin condicionamiento alguno".
Autor de 48 obras sobre asuntos relacionados con América Latina y Estados Unidos, Cockcroft aseguró que existe un amplio movimiento de solidaridad internacional con esta causa, el cual se distingue por "su capacidad de expandir la campaña a todos los continentes".
En tal sentido, comentó, se ha logrado "unificar números crecientes de sindicalistas, profesionales, estudiantes, pensionados, políticos, religiosos, organizaciones y voces de derechos humanos y gente de buena voluntad".
Para el académico, residente en Montreal, Canadá, este movimiento internacional debe apuntar más fuertemente "que los Cinco Héroes cubanos merecen el apoyo de todos los movimientos sociales porque simbolizan las luchas populares de todo el mundo y representan los valores de la cultura, la justicia, la paz, la solidaridad".
Los Cinco fueron detenidos mientras monitoreaban los planes de grupos violentos dedicados, desde el sur de Florida, a planificar actos terroristas contra Cuba, que que han ocasionado más de cinco mil víctimas fatales e incapacitados en el último medio siglo.
(Tomado de la edición digital del semanario 26, Las Tunas, Cuba)

Parlamentarios peruanos piden piden liberación de antiterroristas cubanos



Lima.-  Parlamentarios peruanos de diversas tendencias pidieron en una carta al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que deje en libertad a los antiterroristas cubanos Antonio Guerrero, Fernando González, Ramón Labañino y Gerardo Hernández.
La petición, anunciada en el cierre de la Jornada Mundial de Solidaridad por los Cinco en Perú, invoca al mandatario norteamericano a "poner fin a esta situación que se extiende por 15 años".
La pide que otorgue la libertad a los cubanos apresados en 1998 junto a René González, quien meses atrás obtuvo su libertad y es el principal activista de la lucha por sus compañeros.
Señala que la libertad de los prisioneros será una medida "en sintonía con el creciente reclamo mundial" y recuerda que los cinco fueron condenados en el estado de La Florida tras un amañado proceso que los declaró injustamente culpables.
La carta añade que los firmantes, encabezados por el congresista oficialista Sergio Tejada y los miembros de la Liga Parlamentaria Cuba-Perú, han profundizado en el caso con información de fuentes internacionales y nacionales.
Así, agrega, han constatado "la naturaleza defensiva y antiterrorista de sus acciones en los grupos extremistas anticubanos radicados en el sur de La Florida, con un historial de agresiones contra el hermano pueblo de Cuba, cuyas víctimas han enlutado a centenares de familias cubanas".
(Tomado de la edición digital del semanario 26, Las Tunas, Cuba)

miércoles, octubre 09, 2013

Béisbol cubano: El gato solo tiene cuatro patas



Durante los últimos años, en los cuales la pelota cubana se vio languidecer en cuanto a los resultados internacionales y no pocos dentro y fuera de la Isla consideraron y, en alguna medida, consideran, que dejó de ser una potencia, lo real desde mi punto de vista es que la organización rectora ha estado empeñada en buscar una quinta pata al gato, cuando éste solo tiene cuatro.
La frase, utilizada por los cubanos para graficar algo que se está haciendo mal cuando la solución es obvia y la tenemos delante de nosotros, se me ocurre porque tengo la impresión de que es inadmisible no darse cuenta cómo desde el momento mismo de ser eliminado el torneo élite de la pelota nacional, la Serie Selectiva, las selecciones del país bajaron su rendimiento en las competencias de mayor rango.
La última contienda selectiva fue la de 2004, ganada por Orientales y en la cual cuatro equipos concentraron lo mejor de cada posición. Hasta ese momento, bateadores y lanzadores enfrentaron el máximo de calidad y por eso, muchos de quienes alcanzaban altos rendimientos en la Serie Nacional, no lograban nada ni parecido en un calendario mucho más riguroso.
Al desterrarse la Selectiva, bajó el techo de la pelota cubana con poco y a veces ningún tope frente a equipos de otros circuitos de América y mucho menos de Asia, donde países como Japón, Corea del Sur y China Taipei, consiguieron elevar considerablemente la calidad de su béisbol. El evidente estancamiento en que se sumió nuestro deporte nacional provocó que hasta naciones de Europa como Holanda, por ejemplo, cuyos equipos eran vapuleados en los eventos internacionales, en los últimos años se erigieran verdugos de la Tricolor.
Es así que tras la última Selectiva, Cuba ganó el torneo beisbolero de los Juegos Olímpicos de Atenas-2004 y la Copa del Mundo de Holanda en el 2005, para luego brillar en el I Clásico Mundial de 2006, con un subtítulo que dejó atónitos a los especialistas, muchos de los cuales auguraban que no podría rebasar la primera fase. Después vino la debacle y jamás se ha podido subir a lo más alto del podio en los eventos del máximo nivel.
Y es que no es lo mismo que los bateadores enfrenten a los 192 lanzadores agrupados en los 16 conjuntos de la Serie Nacional, de quienes solo alrededor de medio centenar alcanza un máximo de rendimiento, que tratar de producir contra un pitcheo concentrado y viceversa. Esa es la razón por la cual nuestros mejores hombres a la ofensiva bajaron su producción de manera tan notable en los grandes eventos de los últimos nueve años.
La Serie Nacional de Béisbol es el espectáculo por excelencia del pueblo cubano, es su gran pasión y es preciso mantenerla, pero es imprescindible rescatar la Selectiva, elevar el techo de nuestra pelota, concentrar la calidad y lograr, de esa manera, que a la nómina de la Selección tricolor lleguen los más capaces, aquellos que brillen al más alto nivel posible dentro del país.
Es cierto que la Comisión Nacional busca fórmulas para revertir la situación que se afronta y aplicó el cambio de calendario con la etapa de clasificación de ocho equipos en 45 juegos, la fase élite para determinar el campeón, previo reforzamiento de los contendientes, pero esas medidas no podrán jamás, por lo menos desde mi punto de vista, sustituir el nivel cualitativo que significa un torneo selectivo.
Ahora, como parte de los cambios que se realizan en la sociedad cubana, siempre en aras de perfeccionar nuestro socialismo y preservar las grandes conquistas de la Revolución, se aplicará la remuneración a los atletas de alto rendimiento, una fórmula dirigida a estimular a los que más se esfuercen por brindar un espectáculo de calidad. No hay dudas que este es un paso de avance importante, el cual es muy bien recibido, pero no es por sí solo la solución a los problemas del deporte en general y de la pelota en particular, sobre los que debe seguirse trabajando.
Soy del criterio de que en la pelota debía conformarse un calendario de Serie Nacional en el que se celebren 60 partidos, cuatro frente a cada rival y ocho clasificados que protagonizarían series de tres encuentros a ganar dos a base de 1-8, 2-7, 3-6 y 5-4, los vencedores chocarían de forma cruzada de 5-3, los perdedores buscarían el bronce en un solo juego y los victoriosos discutirían el título de Cuba en play off de 7-4.
Después de tener un Campeón Nacional, la Comisión de Béisbol en reunión con los directores de todos los equipos de la contienda, procedería a conformar cuatro equipos para la Serie Selectiva. Los más destacados de Guantánamo, Santiago, Granma, Holguín y Las Tunas formarían Orientales, los de Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara harían la nómina de Centrales; los de Cienfuegos, Matanzas y Pinar del Río, se convertirían en Occidentales y los de mejores resultados de Industriales, Artemisa, Mayabeque e Isla de la Juventud, darían vida a La Habana,
Las escuadras de 27 jugadores agruparían a lo mejor de cada posición en el país y ofrecerían un espectáculo de altísima calidad en un calendario de 45 juegos, es decir, 15 frente a cada rival. Al final habría un campeón y los técnicos estarían en condiciones de escoger una preselección nacional capaz de recuperar para Cuba, la posición de vanguardia en el concierto internacional.
Es por eso que tengo el convencimiento de que la solución está a la vista de los encargados de dirigir nuestro béisbol, de actuar en consecuencia con lo que la vida ha probado meridianamente. Basta de dar palos a ciega, de buscar una quinta pata al gato cuando sabemos que solo tiene cuatro; si al eliminar la Selectiva los resultados bajaron de manera alarmante, ¿qué esperamos para recuperar nuestro torneo élite?  

miércoles, octubre 02, 2013

Duelo en la familia beisbolera: Falleció Eliécer Velázquez Alonso



Este martes primero de septiembre, una noticia enlutó a la familia beisbolera de Las Tunas y de Cuba, miles de personas: familiares, amigos, aficionados, sentimos como el pecho se oprimía al conocer del fallecimiento, a causa de una cruel enfermedad, de uno de los más grandes lanzadores en la historia de la pelota cubana, el zurdo Eliécer Velázquez Alonso.
Hijo mayor  del mártir de la Revolución Evelio Velázquez Pupo y sobrino de otro valiente que entregó su vida por librar al pueblo del tirano Batista, Ernesto Velázquez Pupo, Eliécer nació en un hogar humilde, lleno de privaciones que aumentaron con la caída de su progenitor y provocaron que, aún en la adolescencia, debió trabajar en lo que apareciera para ayudar al sustento.
Siempre tuvo buen carácter y formó parte de la generación de muchachos de los repartos Sosa y Casa Piedra, todos de familias pobres, que compartieron pupitres en la escuela pública en la cual impartía clases Clara Luz Hevia (Clarita) y los juegos propios de la edad, especialmente la pelota, la cual tenía como centro el “cuadro” de la sabana aledaña a la casona que fuera asiento de compañías norteamericanas de cítricos a principios del siglo 20, en el que surgieron figuras descollantes del béisbol local.
En los años de su adolescencia, Eliécer prácticamente no jugaba, pero siempre acompañaba a los equipos del barrio que realizaban encuentros en pueblos cercanos o en barrios rurales, en los cuales la pelota era una verdadera pasión. Me sorprendió que, luego de pasar alrededor de tres años trabajando en la zona de Cienfuegos, de la antigua provincia de Las Villas, de regreso en casa conocí que mi amigo el zurdo se había convertido en un excelente lanzador y ya estaba involucrado en el torneo de la Zona Oriental con la selección Mineros.
Rápidamente Eliécer se convirtió en un pítcher de primera línea, hasta debutar en series nacionales con el equipo Oriente, en el cual fue abridor y comenzó a trazar un camino que lo llevó a ser considerado entre los tres o cuatro mejores tiradores cubanos del mal llamado brazo equivocado, sobre todo cuando tiró aquel extraordinario partido frente a los Azucareros en la campaña número 10 en 1971, al trabajar durante 17,1 capítulos con empate a una carrera. Al final perdió, pero ofreció una verdadera disertación de buen pitcheo.
El zurdo del reparto Sosa se cubrió de gloria en la siguiente contienda, la número 11, en 1972, cuando estableció un récord de 44 escones consecutivos, con el cual dejó atrás la cota de 42 en poder del capitalino Manuel Hurtado. Eliécer fue un puntal en el staff del portentoso Mineros de Roberto Ledo que eslabonó una fabulosa cadena de 27 victorias al hilo, marca que está vigente y será muy difícil no solo de superar, sino de igualar.
Eliécer Velázquez, quien realmente extendió su cadena de escones hasta 46,1 porque en su posterior salida sacó dos capítulos y el primer out del tercero frente a los Azucareros, hasta que Silvio Montejo le conectó jonrón, debió abandonar el béisbol activo todavía joven por padecer de reumatismo, el cual le afectó las piernas al extremo de limitarlo en su vida laboral.
Fue un serpentinero de control excepcional y en seis series nacionales, lanzó en 71 partidos, 58 de ellos de abridor, completó 20 y relevó 13, con balance de 24 triunfos y 24 reveses, pero lo más significativo es que 13 de sus victorias fueron por la vía de la lechada, para convertirse en el único lanzador en la historia de las series nacionales que ha logrado más del 50 por ciento de sus sonrisas por la vía de los nueve ceros.
La prueba de su extraordinario control es que en 407,1 innings lanzados solo regaló 61 bases por bolas, para un portentoso promedio de 0,86 por juego completo, en tanto que admitió 132 carreras, 91 de ellas limpias para una excelente efectividad de 2,01 y los bateadores contrarios solo pudieron conectarle para anémico average de 210.
Más de una vez, Eliécer Velázquez mereció vestir el uniforme del equipo Cuba, pero lamentablemente le estamos diciendo adiós sin que pudiera sentir ese orgullo que es el sueño de todo pelotero de nuestro Verde Caimán Antillano, dispuesto a defender la enseña tricolor con el único objetivo de ganar medallas y títulos para su pueblo.
Hoy despedimos a una gloria indiscutida del béisbol y del deporte cubano, a un hombre que supo brillar desde la lomita del box con amor, entrega y sencillez absolutas, que cuidó de la autora de sus días y de sus hermanos, que amó entrañablemente a su esposa y a su hijo, que por su comportamiento ante la vida constituye un profundo homenaje a la memoria de su padre y de su tío, al contribuir a la consolidación de la sociedad justa por la que ellos derramaron su sangre generosa.
Hasta siempre, Eliécer, amigo, hermano del alma. No te marchas, te quedas con nosotros, porque tus hazañas vivirán eternamente en la mente y los corazones de los que amamos el béisbol. En cada jornada, a grada repleta en tu querido estadio Julio Antonio Mella, lanzarás junto a quienes seguirán tu ejemplo, serán tuyas las curvas que concreten ponches y sumen nuevas victorias. Siempre serás nuestro abridor de lujo. ¡Qué en paz descanses, hermano mío!

¡Qué felicidad! Mi madre cumplió 90 años de vida


Todavía temblaba de emoción por la ceremonia en que me entregaron el Micrófono de la Radio Cubana y la alegría siguió conmigo un día después, porque este 30 de septiembre, celebramos en linda reunión de familia, el cumpleaños 90 de mi anciana madre, Fe Cruz Utra, feliz al verse rodeada de sus seis hijos, hermanos, nietos y biznietos, además de recibir los parabienes de amigos y vecinos que aprendieron a quererla y respetarla
Mi vieja, que siempre se ha sentido orgullosa de que mi padre, Juan Batista, fallecido desde 1984, fue su único hombre, novio y marido, el padre de sus seis hijos y un ejemplo de trabajador, de honradez, de ser humano, junto a quien luchó por garantizar, en medio de una sociedad explotadora y discriminadora de los humildes, la correcta formación de una familia reconocida por toda la comunidad.
En la vivienda marcada con el número 49 de la calle Guillermo Tejas, en el reparto Buenavista, de la capital tunera, nos reunimos para agazajar a quien ha sido un Sol de toda la familia y que pese a padecer de Diabetes Mellitus desde 1959, a estar privada de la vista hace una década, mantiene la reciedumbre de su carácter, la bondad de su proceder, la preocupación por la familia y los vecinos, el cariño infinito por la sociedad justa que ayudó a construir desde las filas de la Federación de Mujeres Cubanas y los Comités de Defensa de la Revolución, organizaciones en las que dio continuidad a la defensa de los principios de libertad y justicia que la llevaron a ser una de las fundadoras del Frente Cívico de Mujeres Martianas, creado en la década del 50 para enfrentar a la cruel dictadura batistiana.
Por problemas de salud en unos casos y debido a que residen en lugares lejanos, en otros, solo cuatro hermanas estuvieron presentes en la festividad, aunque mi vieja tuvo la satisfacción de hablar por teléfono con algunos, mientras que no pocos nietos y sobrinos, también procuraron enviarles sus felicitaciones por diferentes vías. El hecho es que el día de sus 90, mami se sintió muy contenta.
El día transcurrió entre canciones, chistes, anécdotas y muchas fotos con las cuales se eternizará un momento extraordinario en la vida de nuestra larga familia. Mi vieja fue la primogénita del matrimonio de Francisco Cruz Utra (Tatico) y Cresenciana Petronila Utra Moreno (Petra) del cual nacieron, además sus primeros cuatro hermanos, Juana, Francisco (Pachín), Rafael (Felito) y Úrsula Yolanda, aunque tiene otros 16, concebidos indistintamente de mi abuelo con tres uniones posteriores y de abuela que estableció una segunda relación.
Pese a las ausencias, del todo justificadas, los seis hijos nos congratulamos con poder abrazar a la autora de nuestros días y de manera tácita reiteramos el compromiso de continuar haciendo el máximo esfuerzo para que, por muchos años más, podamos contar con su adorable presencia y reunirnos cada 30 de septiembre a manifestarle el orgullo y la satisfacción que sentimos por ser el fruto de una hermosa historia de amor, eterno ejemplo de fidelidad,  comprensión y respeto.

Uno de los días más importantes de mi vida


En casi 71 años de vida y alrededor de 50 de periodista profesional, este domingo 29 de septiembre lo valoro como uno de los días más importantes de mi existencia, cuando fui honrado con la entrega del más alto reconocimiento que otorga el ICRT, el Micrófono de la Radio Cubana, en la Gala por el aniversario 60 de la emisora provincial Radio Victoria, la cual tuvo de escenario el Teatro Tunas, de esta ciudad
Fue una ceremonia ágil, sencilla, pero de una carga emocional extraordinaria, sobre todo por el homenaje a los más sobresalientes hacedores de la radio en Las Tunas, incluidos aquellos que ya no están con nosotros, como Rafael Urbino Santoya y otros que por la avanzada edad o por problemas de salud ya no están activos, en cuyo caso se encuentran Neydo Arsenio García, Miguel López Montes y Eddy López Sánchez.
Muy merecido el reconocimiento del Instituto Cubano de Radio y Televisión al colectivo de Radio Victoria por estas seis décadas de labor ininterrumpida, el cual recibió la Directora General Aliuska Barrios Leyva, como lo fue también los premios a los jóvenes más destacados, a quienes sobresalieron en los diferentes frentes de combate, quienes hacen posible cada día, durante las 24 horas, que la planta principal de esta provincia, cultive una audiencia extraordinaria no solo en el territorio, sino en otras zonas del país, tan alejadas de aquí como Matanzas, Isla de la Juventud, Santiago de Cuba y Guantánamo; además del Premio al periodismo radial por la Obra de la Vida, alcanzado por el veterano reportero y redactor, Oscar Herrera García.
Particularmente emocionante resultó la entrega del Micrófono. Junto conmigo recibieron el significativo estímulo, el también periodista Julio César Pérez Viera, corresponsal  en Las Tunas de la emisora nacional Radio Progreso y la destacada escritora y asesora en la programación de Radio Victoria, Miriam Vega.
Confieso que, pese a la satisfacción que sentí al recibir todas las anteriores distinciones, incluido el Premio Provincial de Periodismo Rosano Zamora Padín por la Obra de la Vida, cuando recibí el Micrófono de manos de mi querida colega Aliuska Barrios, la emoción me nubló los ojos y temí, por momentos, que las piernas se me doblaran para provocar una caída. Me sobrepuse y pude reaccionar favorablemente, contento, feliz, ante el aplauso cariñoso de los colegas y amigos entrañables, presentes en la sala.
Siempre, desde que escribí mi primer trabajo y en cinco décadas de periodista profesional en prensa escrita, radio, televisión y los medios digitales en los últimos años, lo hice de manera absolutamente desinteresada, por amor a este oficio que tanto reconoció nuestro José Martí, jamás laboré pensando en premios o medallas, pero cuando ese esfuerzo, esa entrega, esa fidelidad a la sociedad que nos sustenta, a la Revolución y al pueblo, son reconocidos de alguna manera, tengo que embriagarme de emoción y de sano orgullo, al tiempo que me siento comprometido a seguir en la primera línea de la Batalla de Ideas y mantenerme hasta el último aliento.


La grata visita de un hermano querido



El jueves 19 de septiembre y en momentos en que iniciaba la recuperación de una operación de catarata en el ojo derecho, llegó desde La Habana un hermano querido, hermano del alma, aunque no de sangre, Noyde Rodríguez Verdecia (el segundo de derecha a izquierda en la foto), quien decidió dar una vuelta para disfrutar del Carnaval de Las Tunas-2013.
Por supuesto que Noyde me había llamado para comunicarme que vendría y sabía que yo estaba convaleciente, apoyado por mi hermano Luis Orlando, quien se encarga de las tareas domésticas hasta que terminen mis días de reposo, pero que podía contar con su alojamiento y atención mientras nos acompañara durante los días de estancia aquí.
Aunque yo no pude acompañarlo en sus andanzas en el Carnaval, si tuvo un guía perfecto, mi hermano más joven, Amado, con quien desandó las calles henchidas de fiesta, cervezas, comida y los desfiles de carrozas, congas y comparsas, claro que sin dejar de “bautizarse” con los aguaceros que, invariablemente, año por año, caracterizan a las festividades populares de Las Tunas desde el surgimiento mismo. Se asegura, por tanto, que para carnavalear en esta ciudad, balcón del Oriente Cubano, es preciso mojarse.
Durante siete días, mi amigo Noyde estuvo por estos predios: fiestó, visitó a sus familiares aquí en Las Tunas y en Puerto Padre y al partir nos dejó la nostalgia de su carácter alegre y sincero, de su cariño que ha perdurado por alrededor de 55 años, desde que jugábamos pelota juntos en Casa Piedra, cuando éramos muchachos y compartiamos las andanzas por las plantaciones de mangos, la pesca y el baño en los ríos cercanos, especialmente de Río Potrero y La Canoa, además de una laguna en lo que fuera una cantera cercana al pueblo y que para la muchachada era La Playita.
A este hermano siempre me unió una amistad entrañable y cuando nos dejamos de ver por muchísimos años, luego de su presencia en la Marina de Guerra, las Fuerzas Armadas Revolucionarias, sus estudios en la Unión Soviética y las misiones internacionalistas en Guinea y Angola hasta alcanzar el grado de Teniente Coronel, el reencuentro, que fue inicialmente a través del teléfono, resultó extraordinariamente emotivo.
Siempre nos recordamos el uno al otro y una muestra de cuanto cariño siento por él, es que mi segundo hijo, hoy especialista de segundo grado en Oncología, lleva por nombre Noyde en homenaje al amigo querido, al hermano del alma, algo que él considera un honor y que lo manifiesta con orgullo manifiesto.
Por eso estos días que pasé acompañado por mi gran amigo Noyde Rodríguez Verdecia, constituyeron un verdadero bálsamo, una medicina adicional para recuperarme de los males que me aquejan cuando estoy a solo unos días de cumplir mi 71 aniversario.